SCOUTS DE ESPAÑA Y LA AYUDA HUMITARIA

En las crisis humanitarias todas las personas tienen derecho a tener aseguradas la protección y la asistencia necesarias, con independencia de quiénes sean, dónde vivan o cómo hayan sido afectadas. Frente a este tipo de situaciones se activa la “Ayuda Humanitaria” que consiste en cubrir las necesidades básicas o de urgencia que pueda sufrir la población (hambruna, epidemias, reconstrucción de las infraestructuras…). La ayuda ofrecida puede ser de carácter económico, material o humano: donación de alimentos, medicinas, equipamientos de primera necesidad, envío de profesionales que intervienen directamente en el lugar, etc.

Principios que guiarán la intervención de Scouts de España

  1. El deber humanitario. Reconocemos nuestra obligación de prestar asistencia humanitaria donde quiera sea necesaria. La principal motivación de nuestra intervención debe ser aliviar el sufrimiento humano entre quienes están menos preparados para soportar las consecuencias de una catástrofe. Nuestra intervención no responderá nunca a intereses partidistas ni políticos y no debe interpretarse en ese sentido.
  1. La ayuda prestada no estará condicionada por la raza, el credo o la nacionalidad de los/as beneficiarios/as ni ninguna otra distinción. El orden de prioridad de la asistencia se establecerá únicamente en función de las necesidades. La intervención deberá fundamentarse en las necesidades de las víctimas de las catástrofes y de la capacidad de hacer frente a esas necesidades con los medios disponibles localmente. Teniendo en cuenta que la vulnerabilidad frente a las crisis humanitarias viene determinada en muchas ocasiones por la situación económica de estos países, aunque no será un criterio de exclusión, ASDE Scouts de España priorizará la intervención en aquellos países cuyo Índice de Desarrollo Humano (IDH) sea de carácter medio/bajo.
  1. La ayuda de socorro tendrá por finalidad satisfacer las necesidades básicas y, además, tratar de reducir en el futuro la vulnerabilidad ante los desastres (desarrollo a largo plazo). Trataremos de llevar a cabo programas de socorro que reduzcan de modo concreto la vulnerabilidad de los/as beneficiarios/as ante futuros desastres y contribuyan a crear modos de vida sostenibles. Evitaremos suscitar la dependencia a largo plazo de los/as beneficiarios/as en la ayuda externa.
  1. Respetaremos la cultura y las costumbres locales. Todas nuestras acciones respetarán la cultura, las estructuras y las costumbres de las comunidades en donde trabajemos.
  1. Reforzaremos la capacidad del país para hacer frente a catástrofes utilizando las aptitudes y los medios disponibles a nivel local. Incluso en una situación de desastre, todas las personas y las comunidades poseen aptitudes para superar su vulnerabilidad. Siempre que sea posible, trataremos de fortalecer esos medios y aptitudes empleando a personal local, comprando materiales sobre el terreno y negociando con empresas nacionales. Además propiciaremos la asociación con ONGs locales en la planificación y la ejecución de actividades y, siempre que proceda, cooperaremos con las estructuras gubernamentales.
  1. Se buscará la forma de hacer participar a los/as beneficiarios/as de programas en la administración de la ayuda de socorro. Nunca debe imponerse a los/as beneficiarios/as la asistencia motivada por un desastre. El socorro será más eficaz y la rehabilitación duradera podrá lograrse en mejores condiciones cuando los/as destinatarios/as participen plenamente en la elaboración, la gestión y la ejecución del programa de asistencia. Nos esforzaremos para obtener la plena participación de la comunidad en nuestros programas de socorro y de rehabilitación.
  1. Somos responsables ante aquellos/as a quienes tratamos de ayudar y ante las personas o las instituciones de las que aceptamos recursos. A menudo funcionamos como vínculo institucional entre quienes desean prestar asistencia y quienes la necesitan durante los desastres. Por consiguiente, somos responsables ante ambos grupos. En nuestras relaciones con los/as donantes y con los/as beneficiarios/as hemos de observar siempre una actitud orientada hacia la apertura y la transparencia. Reconocernos la necesidad de informar acerca de nuestras actividades, tanto desde el punto de vista financiero como en lo que se refiere a la eficacia.
  1. No seremos un instrumento de política exterior gubernamental.
    Actuamos con independencia de los gobiernos. Así, formulamos nuestras propias políticas y estrategias para la ejecución de actividades. Apreciamos y alentamos la donación voluntaria de fondos y servicios por parte de personas interesadas en apoyar nuestro trabajo y reconocemos la independencia de acción promovida mediante la motivación voluntaria de esa índole.
  1. En nuestras actividades de información, publicidad y propaganda, reconoceremos a las víctimas de desastres como seres humanos dignos y no como objetos que inspiran compasión. Presentaremos una imagen objetiva de la situación de desastre y que ponga de relieve las aptitudes y aspiraciones de las víctimas y no sencillamente su vulnerabilidad y sus temores.

El 16 de abril 2016 Ecuador sufrió un devastador terremoto de 7.8 grados (escala de Richter), el más duro de los últimos 60 años. Durante los últimos meses la Asociación de Scouts de Ecuador ha organizado diferentes acciones en función de la necesidad de la inmediatez o de su incidencia a medio y largo plazo.

Desde el área de Internacional y Cooperación de ASDE Scouts de España se destinó el 50% de la cantidad asignada a la “Convocatoria de Ayuda a Proyectos de Cooperación con cargo al 1 % del Presupuesto del 2016 de ASDE”, 2.057,14€, a ayudar a las víctimas de este terremoto. Gracias a esta cantidad desde nuestra Federación hemos podido dar apoyo para, entre otros, la adquisición de alimentos y materiales para las comunidades más afectadas.

Gracias a cientos de voluntarios distribuidos por todo el país durante los primeros días se trabajó en la clasificación, recogida y distribución dentro de los centros de almacenaje de víveres y provisiones que ya estaban funcionando desde las primeras horas del día 17 de abril. Se han coordinado 3 comedores en las Ciudades afectadas de Ambato, Guayaquil y Manta han coordinado 3 comedores y se han construido cerca de 100 unidades de refugio temporales y 50 letrinas.

CÓDIGO ÉTICO DE IMÁGENES Y MENSAJES  

ASDE Scouts de España se suma a las propuestas de varios códigos éticos en los que se ha venido trabajando en los últimos 20 años desde el ámbito de la Cooperación Internacional y la Ayuda humanitaria. A continuación se recogen las ideas base, pautas y recomendaciones en cuyo marco ASDE Scouts de España enmarca su actuación:

  • Evitar las imágenes catastróficas que incitan a la caridad en lugar de a la reflexión.
  • Presentar a los/as damnificados/as como un ser humano, preservando su identidad cultural y su dignidad.
  • Presentar a la cultura de esta zona/región/país como una palanca para el desarrollo de su propio pueblo.
  • Destacar la capacidad de la gente y los pueblos para tomar el control de su futuro.
  • Evitar toda clase de discriminación (racial, sexual, cultural, religiosa, socio-económica…).
  • Evitar emitir mensajes que fomenten las generalizaciones en la mente del público.
  • Los obstáculos internos y externos al desarrollo deben aparecer claramente.
  • Subrayar conceptos tales como la interdependencia y la corresponsabilidad.
  • Mejorar la imagen proyectada sobre las mujeres.
  • Tener especialmente cuidado al publicar