La Conferencia de 1998 marcó un antes y un después en nuestra manera de concebir nuestros Programas Educativos: la educación como base y principal característica del Movimiento Scout. Hoy, 14 años después, una vez llevado a la práctica, se han advertido sus Virtudes y carencias, por lo que es momento de dar respuesta a nuevos retos, nuevas necesidades de los educandos, nuevas reflexiones y posicionamientos.

Tanis Villar, ponente de “Programas Educativos: nuevos retos, nuevas propuestas” nos responde a algunas preguntas.

 

 

1.¿Cómo surge la necesidad de esta ponencia?

 

El Sistema de Programas ASDE´98 va a cumplir 14 años. Era necesario hacer un alto en el camino para hacer una evaluación a fondo. El proceso comenzó en el año 2009 cuando ASDE encargó a la consultora AID Social una evaluación sobre la implantación del Sistema de Programas y la calidad del escultismo que practicamos. Entregado este informe a la Federación, el Servicio de Educación Scout y más concretamente, el equipo de Evaluación estuvo trabajando durante los años siguientes revisando las conclusiones del informe para detectar en qué estábamos fallando y qué soluciones podríamos adoptar. A partir de este trabajo se determinó la necesidad de una ponencia, para que fuera un área de trabajo prioritaria durante los años siguientes en nuestra Federación.

 

2.-¿A qué retos se enfrenta el Sistema de Programas de ASDE´98?

 

Partiendo del dato de que un 45% de las personas encuestadas en el informe de AIDS Social admiten un cierto grado de desconocimiento del SP ASDE´98 los retos son varios. Por un lado está la mejora y unificación de la formación. Es Sistema es bueno y de calidad pero es imposible que empleemos todo el potencial que tiene si cada OOFF tiene una formación diferente en cuanto contenidos y tiempo. Otra de las cuestiones es que tenemos unos materiales maravillosos creados por nosotros a los que no les estamos sacando todo el partido que se pudiera, bien porque los scouters lo desconocen o bien porque en algunas ocasiones son demasiado complejos. Tenemos que mejorar la difusión/formación de estos materiales y simplificar alguno de ellos. También se hace evidente que no estamos explotando los recursos que la red nos ofrece hoy en día en los niveles de grupo y sección para poder compartir experiencias, dificultades, acceso a materiales… Y por último os dejo la pregunta del millón ¿se asemejan demasiado los contenidos de nuestro programa a los de la educación formal? ¿Debemos centrarnos más en otros más propios de nuestro movimiento y dejar los otros para la escuela? Si tenéis la respuesta os espero en la siguiente mesa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *