Olga, refugiada ucraniana: Ayudo mucho a las niñas y niños que sufren por la guerra

El 20 de junio es el Día Mundial de las Personas Refugiadas.

Hoy, 20 de junio, es el Día Mundial de las Personas Refugiadas. Un Día Internacional que se eligió por las Naciones Unidas para honrar a las personas refugiadas y desplazadas de todo el mundo.

En este día se conmemora la fuerza y el coraje de los millones de personas que se han visto obligadas a dejar atrás sus hogares y países, huyendo de conflictos, de persecuciones y de la propia muerte. También se conmemora su capacidad para adaptarse y su lucha por reconstruir sus vidas.

Este año, 2022, la cifra de personas que huyen de la violencia y el horror ha superado por primera vez los 100 millones debido a la guerra en Ucrania. Este conflicto ha obligado a, al menos, 5.000.000 de refugiadas a salir del país y buscar protección en otros estados, según datos difundidos por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

La situación es muy peligrosa para toda la población dentro de Ucrania, por lo que muchas personas se han visto obligadas a huir.

Sin embargo, esta situación ya era complicada antes de la escalada del conflicto y la invasión de Rusia, ya que en algunas regiones de Ucrania la situación bélica se arrastra desde 2014, por lo que ya en 2021 existían casi un millón de personas desplazadas por el conflicto.

Para preparar este artículo, he tenido la suerte contar con el testimonio de Olga, una valiente mujer ucraniana que escapó del Donbass, una región de Ucrania, hace ya algunos años. Olga ha sido muy generosa y se ha ofrecido a compartir su testimonio con todos nosotros.

Personas refugiadas
Infancia ucraniana refugiada

La historia de Olga es una intensa historia, llena de lucha, dolor, valentía, y resiliencia, ya que ella ha sabido reconstruir su vida tan lejos de su país. Actualmente ayuda a otras personas que se encuentran sufriendo los estragos de la guerra. Esta es la entrevista que hice a Olga el pasado 15 de junio de 2022.

Buenas tardes, Olga, ante todo muchas gracias por atenderme. Quería empezar preguntándote de que región eres.

Yo vivía en una región del este de Ucrania, en la región de Donbass. Ahí empezó la guerra hace ocho años.

¿Podrías contarnos un poco cómo era tu vida en Ucrania?

Yo vivía en Donbass. Durante dos años, viví dentro de la guerra, pero después pude salir de allí. Estuve viviendo en Ucrania algunos años, y después vine a España.

Y… ¿cuánto tiempo llevas en España?

Llevo unos tres años y algo más.

¿Cómo llegaste? ¿tuviste que hacer algo difícil para lograrlo?

Si, fue bastante difícil. Yo estaba aún dentro de Ucrania y para llegar a España tenía que tener visado, pero para la gente de allí no era posible conseguir visado. Por ello tuvimos que hacerlo por Lituania para finalmente llegar a España, pasando antes por Lyon.

¿Conoces alguien más que esté en la misma situación y que no haya podido salir del país?

Sí, claro. Tengo muchas amistades de mi ciudad, es muy complicado salir de Donetsk en este momento. Actualmente hay muchísimos bombardeos y es más difícil salir de allí que del resto de Ucrania, ya que está todo abierto para salir de Ucrania, pero no de Donetsk. La frontera con Ucrania está cerrada por lo que hay que salir a Rusia, y es algo muy complicado, hace falta mucho dinero. No pueden hacer pasaporte de viaje, y no pueden ir a Ucrania.

Hace tres días, yo intentaba ayudar a salir a una amiga de allí, le envié dinero. Ella consiguió salir, y justo después de salir su edificio fue bombardeado, Allí no hay ahora mismo agua en los edificios, se generó un gran fuego, casi once o doce pisos estaban incendiados.

¿Y sigues teniendo allí a tu familia? ¿cuál es su situación?

Mi familia está toda muerta por la guerra.

¿Y cómo te sientes con todo lo que está pasando?

Pues tengo mucho dolor, desde el primer día, cuando Rusia atacó Ucrania, sentía mucho, mucho dolor en mi corazón.

Más adelante empecé a ayudar a gente de Ucrania. Yo soy psicóloga infantil y ayudo mucho a las niñas y niños de Ucrania que sufren por la guerra, soy voluntaria de Cruz Roja y les ayudo a estas y a otras personas en situaciones parecidas.

Esta era la última pregunta, muchísimas gracias y mucho ánimo

Muchas gracias, Alejandro, mucho ánimo y mucha suerte ¡igualmente a ti!

Termino la entrevista en shock. Han pasado unos pocos días y sigo profundamente impactado por escuchar el testimonio de Olga, la fuerza y entereza con la que explica su vivencia, la capacidad para adaptarse a su nueva vida y darlo todo por ayudar a los demás, aún sintiendo el inmenso dolor por todo lo que está pasando. Todo un ejemplo de vida.

Es muy diferente leer noticias sobre los conflictos armados y la necesidad de millones de personas de huir de la violencia, a vivirlo y escucharlo en primera persona. Porque esas personas no son estadísticas, cada una de esas millones de personas tenía una vida, ha vivido una durísima experiencia, y es necesario contarlo al mundo.

Ojalá el testimonio de Olga nos ayude a poner un granito de arena en la tarea de concienciarnos de que todos debemos luchar por un mundo en paz.

Tanto como personas como scouts, una de nuestras grandes labores es promover la paz, la solidaridad, la inclusión y la ayuda a los demás.

“La paz no es algo que deseas, es algo que creas, algo que haces, algo que eres, y algo que regalas”

John Lennon

Campamento refugiados
Alejandro Campillo
Print Friendly, PDF & Email