España, el país más saludable del mundo

Todos hemos leído o visto en las noticias recientemente, que según Bloomberg, España es el país más saludable del mundo, desbancando a Italia, pasando del sexto puesto al primero en un pisplás. Como dicen textualmente en su página web: “debe ser algo en el gazpacho o en la paella”.

Parte del estudio por el cual se gana este puesto es por el tipo de alimentación que llevamos.

Cada vez hay más gente que se preocupa por llevar una mejor dieta, no sólo la mediterránea, sino otras alternativas como la dieta vegetariana o vegana.

Hablan los expertos

Según SHA Wellness Clinic, de cómo debería ser nuestra alimentación, recomiendan introducir en la dieta diaria legumbres, cereales integrales, verduras ecológicas, leches vegetales (almendras, arroz, avena), y eliminar aquellos alimentos procesados, con contenidos químicos, las carnes en general, el azúcar y los lácteos, lo que es fundamental para una vida saludable.

Rutas y campamentos… ¡saludables!

Cada vez que nos vamos de ruta o campamentos le damos vueltas a la cabeza pensando en qué llevar para comer. Si es una ruta corta nos llevaríamos un almuerzo o merienda y agua, pero… ¿nos llevamos siempre algo saludable? ¿Cuántas veces nos llevamos en la mochila el típico sándwich o bocadillo de atún (enlatado) o de jamón?

En ruta, sería buena idea llevar dos puñados de frutos secos y frutas deshidratadas como pasas comprados a granel, ecológicos y tostados en casa evitando así los empaquetados. También unas barritas energéticas y fruta, sobre todo aquella que sea de temporada, ecológica y jugosa para evitar algún tipo de deshidratación.

Para empezar bien el día tendríamos que haber desayunado:

  • Un bol de cereales integrales con leche vegetal (sea de arroz, avena o almendra entre otras) y sin azúcar. Esto nos aportaría la energía necesaria para pasar el día haciendo actividades.
  • Un poco de humus (o crema) de alguna legumbre como garbanzos o alubias y untarla en una galleta integral. Esto nos aportaría la proteína necesaria hasta la hora de la comida.
  • Un poco de compota de fruta cocida (¡hecha en casa, por supuesto!)
  • Un zumo recién exprimido de alguna combinación como zanahoria y manzana o remolacha y manzana.

Para comer en ruta, donde no disponemos de cocina ni tampoco de camping gas, se puede llevar desde casa cosas frías para consumir en cualquier sitio. Por ejemplo:

  • Ensaladas frescas con vinagretas.
  • Gazpachos.
  • Guacamole con crudités de zanahorias y apio.
  • Compotas de fruta cocida casera.

Si hacemos un campamento y disponemos de cocina, podríamos calentar sopa o puré de verduras tipo minestrone. También podemos cocinar pastas o cereales integrales combinados con verduras.

Siempre teniendo en cuenta que las frutas y verduras sean de temporada y que la comida sea acorde a la estación del año, es decir, en invierno mas sopas, potajes y comidas calientes, mientras que en verano se harán mas ensaladas frescas, gazpachos, humus y ensaladas de legumbres.

Últimos toques

Debemos respetar las horas de las comidas, haciendo 4 o 5 comidas diarias en un entorno relajado y tranquilo, masticando despacio y saboreando los alimentos.

En los tiempos que corren esto es casi impensable, pues se suele comer enfrente de un ordenador o cenar mientras vemos la televisión. El uso de los dispositivos electrónicos debería dejarse fuera de la mesa, contribuyendo así a la conversación entre la familia y amigos.

Con todo esto y otros consejos saludables como hacer ejercicio regularmente, seguro que estaremos en el podio del país más saludable por muchos años.

Bibliografía y entrevistas:

Print Friendly, PDF & Email