Las niñas que sueñan ya cambian el mundo: scouts con deseos significativos

28 de abril, Día Internacional de las Niñas en las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

No es motivo estas líneas de hablar de los sueños de un niño o una niña para cuando llegue su vida adulta, pero quiero partir de esta idea. El deseo como punto de partida.

Me centro en las niñas que tienen una aspiración, un ansia, afán, anhelo, pretensión, capricho, empeño, antojo, pasión, ambición, interés…por ser lo que decidan ser. Antes de nada, conviene apuntar que no todas las niñas y adolescentes pueden soñar cuando lo más básico les falta. El 70% de las personas pobres en el mundo son mujeres. En lo que se refiere a la infancia, 350 millones viven en la pobreza, siendo más de la mitad niñas. Una de cada cinco niñas en el mundo vive en condiciones de extrema pobreza.

El poder desear algo, imaginarlo, proyectarlo, es importante a mi juicio. No voy a entrar en teorías sesudas sobre los procesos de aprendizaje, los distintos paradigmas existentes que tratan esta cuestión, pero creo que el mero hecho de verbalizar un deseo futuro ya nos predispone, condiciona y nos permite, aunque sea inconscientemente, crear estrategias y tomar decisiones.

Dicho esto, cuando el pasado sábado volvimos en mi grupo scout, el Ciudad del Sol-108, a tener reuniones tras el periodo de Semana Santa, y habiéndome comprometido a postear sobre la celebración del Día Internacional de las Niñas en las TIC me propuse realizar un ejercicio sin más pretensión que constatar, o no, lo que los estudios indican: las niñas no estudian carreras STEM – carreras técnicas- y menos las relacionadas con las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

MANADA KISOWA REUNION

Una parte de la manada Kisowa del Ciudad del Sol-108 en su cubil tras la reunión del pasado sábado.

El caso de Iria y Almudena

Pedí permiso a los Viejos Lobos y, al finalizar la reunión en una de las manadas de mi grupo – la manada Kisowa (la otra, la manada Kipling había cambiado su horario habitual a la mañana), les expliqué antes de abandonar el cubil que era para grabar un pequeño vídeo con su opinión para Scouts de España, en una “actividad” que se llamaba Corresponsales Scout, que tenía por objeto contar historias, noticias, opiniones, desde los grupos. Les pregunté: “¿Algunas voluntarias que quieran hablar unos minutos en un vídeo contando qué quieren estudiar, por qué han elegido esos estudios…”. Mi objetivo era conocer qué niñas querían estudiar una carrera técnica y cuáles de ellas estaban enmarcadas dentro de las denominadas TIC. Durante unos instantes titubearon y levantaron la mano varias, pero tan solo dos lobatas verbalizaron el deseo de realizar carrera técnica y únicamente una relacionada directamente con lo que se conmemora el 28 de abril.

Así que de una población –grupo– con una muestra –la manada– de unos 30 individuos – lobatos asistentes- ese sábado, más de la mitad niñas, llama la atención que solo dos -variables- prefieran estudiar estudios enmarcados en las STEM (Ingeniería Química) y solo una se ajuste a las enmarcadas en TIC: “Ingeniera informática… ¡de Apple!” -textual-.

Las llevé a la sala de nuestro Museo Scout Juan Antonio Dimas y me propuse grabar sin condicionarlas, sin intervención, salvo si se quedaban sin su discurso o me llamaba la atención algo.

¡Atentas, grabando!

Durante unos 5 minutos dialogaron y reflexionaron con sus palabras sobre qué querían estudiar y qué se celebra el 28 de abril. Los algo más de dos minutos que grabé al quedarme sin memoria y no percatarme me constataron cómo cambian las generaciones, cómo verbalizan niñas de 8 años sus deseos, cómo en sus casas no tienen referentes. En el vídeo se me escucha expresar mi intención de dejar claro que no tenían un referente materno en casa de estudios TIC, técnicos es obvio que sí, pero no podía enrollarme. En la parte perdida de la grabación me hablaron de que les había contado el 8M que debían fijarse en el recreo en cómo usan los niños y las niñas los espacios para reclamar más zonas, que las mujeres tienen el mismo derecho a estudiar lo que sea -¡Astronauta, carnicera o carnicero…! –, que puede ser jefas y que ellas lo serán.

Me hablaron de las carreras de chicos y les pregunté: “¿Os habéis dado cuenta de que os referís a algunos estudios diciendo que son ‘de chicos’?”. Reconocieron que hablando no se daban cuenta pero que ellas jugaban al fútbol si querían, y todo lo que se les ocurría.

Lobatas Iria y Almu Scout Ciudad del Sol 108

Les hice una última pregunta: “¿Qué les diríais a las niñas que desean estudiar una carrera técnica y, especialmente, de las relacionadas con la información y la comunicación?

  • “Que no hay nada imposible”.
  • “Podemos hacer lo que queramos si verdaderamente queremos”.

Me da infinita pena no haber sido precavido. Os pido perdón desde aquí. Os doy mi palabra scout de que haré todo lo que esté en mi mano para que, desde el grupo scout Ciudad del Sol, desde el escultismo perseveréis en vuestros sueños de culminar estudios y convertiros en profesionales del campo de las carreras tecnológicas como ser ¡Ingeniera informática de Apple! ¡Me encanta!

La pandemia vivida con la COVID-19 ha dejado claro el papel fundamental de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para el bienestar de la sociedad a largo plazo y ha puesto de manifiesto la marcada desigualdad que existe entre los hogares de una misma clase, de una misma ciudad, de un mismo país y la brecha digital en el mundo industrializado.

El lugar de la mujer en la Universidad

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible coloca a las STEM como espacios que impulsan la construcción de sociedades más inclusivas y sostenibles. La incorporación de las niñas y mujeres en estas áreas es imprescindible para reducir la brecha entre hombres y mujeres y contribuir al empoderamiento y a la igualdad de género. En Scouts de España estamos en esta línea.

Dentro de las STEM, las áreas educativas más dominadas por los hombres son las TIC y las ingenierías, donde la matriculación de mujeres, según recoge Forbes, es de solo el 35% de los estudiantes. Únicamente el 3% de las estudiantes de educación superior realizan estudios TIC, según la UNESCO. Al ritmo actual, no se logrará alcanzar la paridad de género en STEM antes del año 2100. ¿Dos mil cien?¡Pero es que estamos locos! Iria y Almudena tendrán 86 años y yo no podré verlo. Me niego.

Para 2050, el 75% de los trabajos estará relacionado con las áreas STEM. Sin embargo, hoy las mujeres ocupan apenas el 22% de los puestos en inteligencia artificial, por mencionar solo una.

Castoras y Lobatas como Iria y Almudena tenemos todos los grupos, quizás hasta la sección scout tenemos un tiempo precioso para reforzar las decisiones de elegir carreras relacionadas con las TIC o STEM porque parece ser que en esculta ya han rechazado muchas emprender esos estudios por los estigmas y etiquetas: “Las matemáticas son difíciles, pero es que además a las chicas que estudian esto y les gusta son raras”.

Estudio UNESCO TIC niñas

España, las comunidades, el mundo necesitan del talento femenino, de sus fortalezas de género, que estoy convencido que son muchas. No podemos perder su talento. Mujeres gobernando y liderando el mundo garantizarían seguro avances, equidad, freno al cambio climático, reducción de la pobreza.

Las universidades españolas las ocupan mujeres, pero no sus espacios directivos: techo de cristal, brechas de todo tipo siguen impidiendo el verdadero cambio.

En la etapa rover o ya como scouter-voluntario  la mayoría tiene que tomar una decisión: grado universitario, Formación Profesional…, muchas veces las notas de acceso impiden cumplir sueños, pero otras son el motivo de descubrirte carreras desconocidas.

Hay que buscar referentes femeninos en España y en el mundo y darlos a conocer. De una manera amigable, cercana. Existen días como este 28 de abril, pero también otros para tener en cuenta:

Igual el mundo laboral, el sistema educativo español no está preparado para seguir produciendo, con la consiguiente inversión en formación de capital humano a los mismos profesionales como hasta ahora.

Las TIC abren campos inimaginables, impronunciables incluso para mí, pero deberían estar en boca de orientadores, familias, y en la educación formal como el escultismo.

¿Una yincana de profesiones desconocidas?

Lo que está claro es que esas habilidades blandas que les pedirán a las niñas, futuras mujeres profesionales del sector TIC, ya las habrán adquirido en nuestros grupos scouts. Reconócelo.

Busquemos referentes femeninos

Os propongo una cosa: buscad un referente femenino en España y enlazadlo en los comentarios de este post. Utilicemos las TIC para algo útil.

María Teresa Nieto

Empiezo yo.

María Teresa Nieto , ingeniera en Informática y experta en Blockchain de Telefónica Tech.

Twitter:  @_mtnieto

Dedicado a Iria y Almudena, mis futuras referentes en TIC y STEM.

Pedro Enrique
Print Friendly, PDF & Email