Los bosques, los pulmones del planeta

Vamos a empezar este artículo con un pequeño ejercicio. Quiero que penséis en el bosque, pinar o incluso parque que tengáis más cerca de vuestra casa. Seguro que os trae buenos recuerdos, os hace sonreír. Os recuerda a aquella tarde con alguien especial o a aquel campamento de verano en el que os perdisteis caminando por la montaña.

Hay que pensar en los bosques como si fuesen los pulmones de un fumador y nosotros fuésemos el fumador. De tanto fumar al final los pulmones se ponen negros, “se destruyen”. Hay que cuidarse y no hacer eso para estar sanos. Esto mismo hay que hacer con los bosques, y la naturaleza, en la vida real. Si destruimos la tierra que nos rodea, nos destruimos a nosotros mismos.

2019 fue un año convulso para la naturaleza, aunque 2020 no se salva. En el 19 vivimos los grandes incendios de la Amazonia, uno de los mayores, sino el mayor, pulmón del planeta. Estos incendios fueron causados por la deforestación, la tala de árboles y la quema; todo, provocado por el ser humano. De 2019 a 2020 también se vivieron unos grandes incendios en otro gran parte del mundo, en Australia.

Los incendios de Australia impactaron e impactan en la población de muchas maneras. Gran parte del ecosistema australiano fue dañado, resultando en la destrucción de gran parte de la flora y de la fauna. Muchas especies, como los koalas, están en peligro de extinción debido a esto.

A todos nos gusta la naturaleza y nos hace sentir bien, pero nosotros no hacemos que ella se sienta bien. A la vista está con el cambio climático, que no hemos cuidado bien de la naturaleza que nos rodea. Es por eso que el 20 de marzo celebramos el Día Internacional de los Bosques: para recordar que debemos cuidarlos.

Termino este articulo con una frase de la canción “Atlantia” de Mägo de Oz: “Cuando un hombre escupe al suelo, se escupe a sí mismo”.

 

 

Print Friendly, PDF & Email
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *