Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia

LGTBfobia, un virus silencioso


La LGTBfobia aún no se ha erradicado. El 17 de mayo de 1990 la OMS (Organización Mundial de la Salud) eliminó la homosexualidad como enfermedad mental. Hoy, 31 años después, aunque se ha avanzado mucho en la lucha por la discriminación LGTB siguen siendo necesarios días como este en el que recordemos y reivindiquemos los derechos del colectivo.

Desde 2005 se ha hecho una campaña cada año. El tema elegido para 2021 es: «Juntos: ¡resistiendo, apoyando, sanando!«, haciendo una clara referencia a la situación derivada de la COVID-19 en la que estamos viviendo, un símil entre la crisis sanitaria y una “pandemia” tan arraigada en el mundo como lo es la homofobia, la bifobia y la transfobia. Ambas afectan a millones de personas; sin embargo, las discriminaciones solo pueden ser curadas con educación, tolerancia y respeto. Además, con dicho lema, quieren dejar claro que, pese a la situación, no se deja de lado la lucha, juntas seguiremos avanzando.

La homosexualidad, bisexualidad y transexualidad son castigadas socialmente pues se salen de la heteronorma así como de la concepción tradicional de los sexos y géneros. Actualmente sigue siendo delito en 72 países, incluso, conlleva pena de muerte en 11, como Irán, Mauritania, Arabia Saudí… No solo es importante saber de estos casos tan radicales: no olvidemos que la LGTBfobia está tan implementada en la sociedad , que de manera sutil se cuela en nuestras vidas. Hagamos una autocrítica sobre cuáles de nuestros pensamientos automáticos tienen un trasfondo discriminatorio para poder recapacitar.

Ruido contra la LGTBfobia

Este año no podemos salir a las calles para reivindicar las libertades de las que son privadas las personas del colectivo, atentando así contra los derechos humanos. Por eso, debemos hacer todo el ruido posible a nivel local. Compartamos información, ayuda o testimonios con el fin de concienciar Crea un entorno seguro en tu zona de confort, recuerda que siempre puede haber una persona cerca que no haya expresado públicamente sus preferencias sexuales o identidad, por miedo a las reacciones. Porque sí sorprendentemente, se sigue teniendo que confesar, como si fuese algo nuevo y sorprendente. Busquemos entre todas las personas la normalización y no demos por hecho que todas las personas son cishetero, ¡el mundo está lleno de diversidad!

Como siempre la Ley Scout nos incita a terminar con cualquier discriminación. El artículo 4 dice: “El scout es amigo de todos y hermano de cualquier otro scout”. Nos dice que tenemos que respetar al prójimo sin importar su raza, credo, orientación sexual, identidad… Para trabajarlo en nuestros grupos scouts existen muchos recursos y maneras, desde charlas a juegos interactivos. Además, pueden encontrar algunos en la página de Scouts de España, como el cinefórum de #ScoutsconOrgullo.

Pero, sobretodo, centrémonos en ser libres y normalizar en todos los ámbitos de nuestra vida, desde el escultismo hasta el trabajo o el colegio.

Buena caza y largas lunas.

 




Recursos educativos

Nuestro documental Scouts con orgullo y el cinefórum para trabajar antes y después del visionado con tu grupo. También nuestra selección de películas para hablar de igualdad de género y diversidad sexual.




Print Friendly, PDF & Email