Compromiso scout con el lazo dorado por César

Hubo un tiempo que a los exploradores de España se les reconocían sus  logros  con medallas doradas aunque un o una scout ya sabemos que no busca recompensa por sus actos, también es de sobra conocido que no dejamos nada a medias de lo que emprendemos.

Es 15 de febrero, Día Internacional del Cáncer Infantil y quiero pediros ayuda para no dejar nada a medias.  Un lazo dorado sobre el pecho, junto al corazón si puede ser, simboliza la solidaridad con los que lo padecen, con la exigencia de fondos para la investigación, con el acceso universal a los tratamientos  y con las familias que lo sufren, durante y después.

El lazo dorado se eligió porque compara la fortaleza y resistencia de la infancia y la adolescencia con cáncer con el mismo oro. En España es la primera causa de muerte por enfermedad.

Hace algo más de un año César, un lobato de nuestro grupo, se marchó a causa de los estragos de un tumor. De un cáncer, su nombre DIPG, nunca lo habíamos oído. Hay otros cánceres que afectan a niñas, niños y adolescentes con esperanza de vida mayor en estadios incluso avanzados, pero permitidme hoy que hable de este.  El DIPG no tiene cura y la tasa de supervivencia es ínfima: un 2% tras 5 años, con severo deterioro. Así llevan 50 años, sin avanzar. En España se diagnostican 30 casos anuales, aproximadamente.

El DIPG (Glioma Difuso Intrínseco de Tronco) es el tumor más frecuente del tronco cerebral en infancia y extremadamente raro en personas adultas. El tronco cerebral es una parte sumamente sensible y vital del ser humano. Como en la mayoría de tumores del desarrollo se desconoce por qué estas células malignas invaden difusamente el tronco cerebral de manera específica. Ocurre habitualmente en menores de entre 5 y 10 años. Los síntomas son bastante característicos, consistiendo en alteraciones en el movimiento de la cara, problemas al tragar, al andar y falta de fuerza en brazos o piernas. Estos síntomas habitualmente se instauran en pocas semanas. Desafortunadamente no existe un tratamiento curativo, de ahí la gran importancia de investigar esta enfermedad.

A nuestro grupo la marcha de César nos dejó un hueco irremplazable, a quienes lo vivimos nos deja una huella indeleble, pero a su familia un destrozo interior. Aunque nos han transmitido el agradecimiento por intentar mínimamente arroparlos sabemos que es poco consuelo el que podemos dar. Si acaso, no olvidar a César, tenerlo presente en una estrella elegida.

Leo estudios en el que recogen que el duelo, ese espacio temporal para superar la pérdida de un ser querido, dura entre un año y dos. Leo también que no es el tiempo lo que disuelve por arte de magia, como un terrón de azúcar en agua, el dolor interior, es lo que se hace en ese tiempo y cómo se emplea. La ausencia de un hijo que fallece tras sufrir DIPG deja tal huella que no tengo palabras para describirlo, ni imaginación. Sí sé que la familia de César ha empleado el paso de los días, de las semanas, de los meses y ahora este primer 15 de febrero para perpetuar su recuerdo e intentar que en un futuro nadie pase por este trance, o la esperanza, sea mayor. Me constan días de lágrimas, días negros, pero quiero presentarte Cosicas de César.

Cosicas de César

Es un proyecto al que quiero que te sumes, que lo tengas en cuenta y que como scout te sirva porque no no es ajeno, es la vivencia de un hermano.

Cosicas de César se originó como un proyecto que rinde homenaje al periodo de su enfermedad en que César no podía acudir al colegio, pero sí acudió a los scouts hasta casi el final, y tuvo que recibir terapia ocupacional. En ese periodo comenzó a hacer manualidades de forma artesanal, como por ejemplo jabones, llaveros, etc. A estos productos los denominaba «cosicas».  La finalidad inicial era poder recaudar dinero para comprar naves de LEGO, que era una de sus pasiones.

El 16 de enero de 2020, día de su partida al Eterno Campamento – queremos pensar que eligió ir allí -, la familia y amigos de César cogimos el relevo y retomamos el inicio de esta labor, cuyo principal fin de destinar todo lo recaudado de las «cosicas de César» a ayudar en la investigación del cáncer infantil. Ahora Cosicas de César también es una asociación sin ánimo de lucro.

Aquí es donde incido en pedirte ayuda para que no dejemos nada a medias.

Hace un año nuestro consejo de grupo, a propuesta de la tropa en la que está su hermano Alberto, y a la que pasaría César, acordó colaborar con actividades para aumentar la venta de ‘cosicas’, asumiéndolo todo el grupo. Estos meses últimos la COVID-19 nos ha trastocado todos nuestros planes y hemos tenido que reinventarnos. Ahora el local añora a César y a todo el mundo. Estamos con actividad online,pero volveremos. Hemos realizado de forma simbólica hoy una donación en nombre del Ciudad del Sol- 108 como si destinásemos el euro semanal para este fin: investigar para erradicar el DIPG y el resto de cáncer con prevalencia mayor en infancia y adolescentes.

Sabemos que hay muchos lugares donde necesitan nuestra solidaridad, el propio movimiento scout y Scouts de España. Sin ir más lejo, Scouts de España podemos ser una de esas entidades donde donar, pero días dorados, 15 de febreros al año solo hay uno, como nuestro César. Mantener su recuerdo vivo nos reconforma, algo, su ausencia.

Visita la web de cosicas de César para que puedas colaborar adquiriendo algo o donando una cuantía ínfima: el euro de la reunión como te digo, el euro como el que César llevaba, sin olvidarlo nunca, responsable como era, a cada encuentro con su manada querida: la Kipling y su familia scout, la tuya.







Print Friendly, PDF & Email