BLOQUE III: Violencia de género

Conceptualización En ocasiones, las distintas denominaciones de los malos tratos lleva a confusión: Violencia de Género, Violencia Doméstica, de pareja, hacia las mujeres, masculina o sexista…

Por ejemplo, la violencia doméstica hace referencia a aquella que se produce dentro del hogar, tanto dentro de la pareja , como de la madre/padre a sus hijos/as, del nieto/a al abuelo/a, etc. Excluye aquellas relaciones de pareja en las que no hay convivencia.

La violencia de género tiene que ver con “la violencia que se ejerce hacia las mujeres por el hecho de serlo”, e incluye tanto malos tratos de la pareja, como agresiones físicas o sexuales de extraños, mutilación genital, infanticidios femeninos, etc.

Además asociado al concepto de violencia de género existen una serie de mitos, que no
siempre están relacionados con situaciones de violencia hacia la mujer, y que pueden camuflar situaciones en las que sí se dan estos hechos.

Otro elemento destacable es el ciclo de la violencia de género. Lenore Walker definió el Ciclo de la violencia a partir de su trabajo con mujeres, y actualmente es el modelo más utilizado por las/los profesionales.

Como educadores y educadoras scout, además nos pueden surgir una serie de cuestiones como por ejemplo: ¿Cómo se manifiesta la violencia contra las mujeres en un grupo de tiempo libre?, ¿Qué percepción de la diferencia sexual hay detrás de estos hechos? ó ¿Cómo se abordan?. Para ayudarnos a responder a estas cuestiones de forma práctica os proponemos un material dirigido fundamentalmente a educadoras/es, ya que trata de la eliminación de estereotipos sexistas en la educación y que está editado por el Instituto de la Mujer.

Prevención.

Para reducir la violencia contra las mujeres sería necesario cambiar las normas y valores que la toleran y fomentan, así como todo aquello que refuerza actitudes sexistas, es decir la superioridad de un sexo sobre otro.
Una manera de conseguir estos cambios sería mediante la educación en igualdad de los niños y las niñas. Coeducar tanto en igualdad de derechos como de oportunidades, supone que las actitudes y valores tradicionalmente considerados como masculinos o femeninos pueden ser aceptados y asumidos por personas de cualquier sexo y que tanto en la escuela como en la familia se tengan en cuenta los derechos y las necesidades de las niñas.
Durante la infancia conviene que tanto las niñas como los niños ensayen distintos roles y situaciones, y que expresen sentimientos como llorar, reír, mostrar cariño, ser dulces, rebelarse, así como enseñarles las habilidades domésticas necesarias para la autonomía y el desarrollo personal.
En la adolescencia, además de reforzar los aspectos señalados en la infancia, sería importante incidir en una orientación profesional no sexista, y en una educación afectivo-sexual integral que les ayude a vivir la propia sexualidad y las relaciones amorosas de una forma placentera e igualitaria.

• Relaciones y noviazgos tóxicos.

Una relación tóxica es aquella que nos hace infelices, que nos frustra, que nos engaña, que nos utiliza para sus propios fines y que se aprovecha de nuestras debilidades.

Una relación tóxica es aquélla en la cual una o las dos personas sufren mucho. Uno de los integrantes (y en algunos casos ambos) se ven sometidos a un gran desgaste por tratar de sostener la relación. Este tipo de vínculos provocan más insatisfacción que felicidad, y la sensación de bienestar que pueden proporcionar en escasos momentos es muy efímera ya que para vivenciarla es necesario silenciar o pasar por alto ciertas
cosas que, de darles la importancia que efectivamente tienen, causarían un profundo dolor e incluso llegarían a poner en peligro la continuidad de la pareja.

Hay que abrir los ojos el amor no es ciego, las relaciones ideales entre las personas son ganar-ganar, de par en par. Una relación tóxica nunca puede catalogarse como tal, son de ganar-perder y, en muchos casos, las dos personas involucradas pierden.

Pero la pregunta es ¿Qué lleva a una persona a involucrarse en una relación de este tipo?, pueden ser varios factores como la baja autoestima, creernos salvadoras/es, urgencia por obtener muestras de cariño, estar acompañados/as a cualquier precio, la necesidad de cumplir algún rol social, miedo a seguir avanzando en la vida entre otras, pero como ya hemos dicho una relación de pareja nos tiene que hacer felices, sentirnos bien, sentirnos apoyadas/os,queriadas/os por eso hay que evitar los malos rollos en la relación

• Recursos

Por último como en bloques anteriores os ofrecemos una serie de recursos elaborados por ASDE, como por otras entidades, que seguro os ayudarán en vuestra labor como educadores/as scouts, y que podréis ir ampliando.

-Informe “En la Violencia de Género no hay una Sola Víctima” Investigación en la que se analiza, tanto a nivel internacional como nacional, los sistemas de atención y protección a los hijos e hijas de las mujeres víctimas de violencia de género.

Violencia de género y mujeres con discapacidad.

Qué hacer si mi hija ha sido maltratada.

Qué hacer ante el maltrato doméstico.

Juguemos sin violencia ni sexismo.

Juguemos…Guia de actividades.

Violencia en el noviazgo.

Código de conducta ante el acoso sexual.

-Quiérete: juego de ordenador para la erradicación de la violencia de género.ASDE.

Enlaces de interés.

http://www.psicoterapeutas.com/paginaspersonales/concha/violenciadegenero.htm
http://www.juntadeandalucia.es/institutodelamujer/-Violencia-de-Genero-.html
http://lassociales.iespana.es/coeducacion/coeducacion_index.htm
http://www.juntadeandalucia.es/averroes/~23002851/webcoeducacion/8d.html
http://www.pnlnet.com/chasq/a/16501
http://www.educacionenvalores.org/spip.php?article448

 

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *