Educación sexual

¿Sabías que España está en el TOP 10 de los países con más actividad sexual del mundo? ¿Sabías que la edad media de iniciación en las relaciones sexuales es una de las más tempranas en países desarrollados, o que somos uno de los países donde más se disfruta de nuestra sexualidad?

Hasta aquí todo bien, ¿cierto? Sin embargo, ¿sabías también que España, fue el país de la Unión Europea en el que se diagnosticaron más transmisiones de VIH en 2015?

Según las encuestas, la mayoría de los casos se dan por una incultura general a la hora de mantener relaciones. Existen decenas de mitos para evitar el embarazo y transmisión de infecciones. Lo cierto es que a la hora de la verdad solamente encontramos “un fiel compañero” del que podemos estar muy seguros, casi al 100%. ¡Sí! Me refiero al preservativo. Se trata de uno de los métodos anticonceptivos más antiguos de la historia y además el único que evita la transmisión Infecciones de Transmisión Sexual (ETS) en un porcentaje muy elevado.

El preservativo pertenece a los llamados anticonceptivos de barrera. El modo en que funcionan es muy simple y a la vez efectivo: tienen como función principal la de no dejar que el espermatozoide llegue al útero.

Hay una gran variedad de preservativos adaptados a las necesidades de todo el mundo con diferentes funciones, aparte de las ya mencionadas. Estos son algunos de los tipos de preservativo que encontramos:

  • Preservativo masculino: el más común hasta ahora
  • Preservativo femenino: es interno. Las mujeres pueden colocar este profiláctico un tiempo antes del coito. Dependiendo del diseño específico, el dispositivo también podría proporcionar cierta protección a los genitales externos, algo que no ofrecen los preservativos masculinos.
  • Sin látex: para personas alérgicas al látex y derivados

El uso del preservativo habría evitado más de 50 millones de nuevas infecciones por el VIH desde el inicio de la epidemia, según ONUSIDA, entidad de Naciones Unidas. Por eso hacemos hincapié en su uso, y más teniendo en cuenta el repunte de transmisiones de este virus.

Debemos recordar que no es la única ETS que podemos evitar: está, por ejemplo, el Virus del Papiloma Humano (VPH), que causa cáncer de cuello de útero (el cuarto que afectan a mujeres); no reduce el riesgo al 100%, pero ayuda.

Como scouts podemos (y debemos) fomentar la prevención de infecciones de transmisión sexual. Un taller o un cinefórum puede ser una buena oportunidad para tratar el tema.

Fuente: Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

Algunos recursos para trabajar en tu sección:

Por último, un consejito más. Disfrutad de vuestra sexualidad como y con quien queráis pero no olvidéis nunca de que vuestra salud está por encima. Decidle a vuestra pareja/compañer@ como os gusta hacer las cosas y preguntadle cómo le gusta. En definitiva, que las relaciones sean algo de lo que disfrutar para todos los que las practican. No olvidéis a vuestro amigo el preservativo en casa cuando vayáis de acampada o campamento, siempre en el botiquín.

Print Friendly, PDF & Email