Día Mundial de las Habilidades de la Juventud

Siempre se oye hablar de lo que los y las jóvenes somos o no capaces de hacer y, he ahí el problema; se habla, no hablamos. Levantamos la voz, pero innumerables veces se nos cuestiona, haciéndonos creer que nuestro eco no debe alzarse, que es menos la opinión de una joven que la de una persona adulta.

Cierto es que somos aún de la llamada juventud generación Z, millenials… Somos de la llamada, somos la voz de una generación, la esperanza de los que vendrán y los que ya están, el sonido de un pueblo que se levanta contra el racismo, contra la LGTBIfobia, que no tolera el machismo, cuida la naturaleza… e infinitos motivos más por los que salimos a la calle, por todas las mentes que se están abriendo y los millones de corazones que están progresando. Es nuestro deber como ciudadanos, ciudadanas y scouts demostrar al mundo y a nosotras mismas lo que somos capaces de hacer, por lo que estamos luchando, ya que si de algo tenemos ganas es de construir un mundo mejor, uno justo, solidario y en igualdad.

De esta manera en 2014 la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió designar el 15 de julio como el Día Mundial de las Habilidades de la Juventud, haciendo ver así que la juventud podría dar mucho más si se les brindaban los recursos necesarios, si se fomentaban sus habilidades individuales, crearía esto un empoderamiento de la misma, tendrían más oportunidades de alcanzar sus metas. Ya que una persona sin conocimientos estaría siempre condicionada por otras, es por esto que se hace tan importante el impulso de las capacidades, con el fin de crear personas libres y capaces.

En la actualidad hay 1.200 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años. La participación activa de la juventd es fundamental para lograr sociedades sostenibles, inclusivas y estables para alcanzar nuestras metas, y para evitar las peores amenazas y desafíos, incluidos los impactos del cambio climático, el desempleo, la pobreza, la desigualdad de género, los conflictos y la migración. Sin embargo, los y las jóvenes tienen casi el triple de probabilidades que las personas adultas de estar desempleadas y de realizar trabajos de baja calidad, de enfrentarse a desigualdades en el mercado laboral.

Reconoce, un proyecto liderado por la Confederación de Centros Juveniles Don Bosco, en colaboración con la Federación Didania y Scouts de España, y que cuenta con el apoyo del INJUVE, tiene como principal objetivo articular una red nacional de organizaciones que impulsen el reconocimiento de las competencias y habilidades, obtenidas a través de la acción voluntaria, que mejoran la empleabilidad de los y las jóvenes. En el siguiente artículo de Scouts de España puedes informarte y acceder a la información.

Por todo esto y en conclusión, es importante entender nuestro papel como jóvenes, como voz e impulso; como desde las oportunidades que tenemos debemos sacar partido y crear el mundo justo que merece nuestra sociedad, contamos con la capacidad y los recursos, hacerlos sonar es nuestra misión.

Los y las jóvenes tenemos en nuestras manos la habilidad y capacidad para cambiar el mundo.

Print Friendly, PDF & Email
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *