Día Mundial de la persona Donante de Médula Ósea

Recién cumplidos los 18 años, justo tras alcanzar la mayoría de edad, comprendí que debía empezar a tomar decisiones importantes. Uno de los primeros temas que me planteé fue si hacerme donante de médula, así que me informé.

¿Qué es la donación de médula ósea? 

La donación de médula ósea consiste en la extracción de una pequeña cantidad de sangre medular de la parte posterior del hueso de la cadera, mediante una jeringuilla.

Una vez supe en qué consiste la donación, debía profundizar aún más. Se trata de decisiones que no pueden tomarse a la ligera. Hay que plantearlas bien, y disponer de la máxima información posible.

 La Fundación Josep Carreras, que lucha día a día por el objetivo de que la leucemia sea 100% curable, desarrolló una guía para donantes que cualquiera debería leer antes de dar el paso.

Descubrí que hacerse donante es realmente una tarea muy sencilla. Solo debes contactar con el centro de referencia más cercano. Puedes encontrar un mapa de los centros más cercanos en esta web.

Y es que hacerse donante es algo muy importante, ya que sólo entre un 25% y un 30% de los pacientes encuentran un donante familiar compatible. Una donación puede salvar una vida, y actualmente solo 1 de cada 4000 personas resulta compatible. 

La pregunta que se me vino a la cabeza fue: ¿Y si soy yo esa persona que puede salvar una vida?

¿Y que nos impide realmente dar el paso?

Si es el miedo, hay que saber que los únicos efectos secundarios son el dolor en la zona donde se efectúa la extracción, que desaparece en 2 o 3 días, y algunos similares a la gripe, como puede ser el dolor de huesos y músculos.

Por supuesto la donación no supone un beneficio económico para el donante, y este permanecerá en el anonimato. Ya que la donación se hace como un acto altruista. Aunque es probable que no encuentres a una persona compatible, y no puedas donar nunca.

Tras recabar toda esta información decidí que quería ser donante de médula. Sopesé el dolor que me causaría la donación, que son unos días de molestias, frente a salvar una vida. La decisión me resultó muy sencilla. 

Además piensa, ¿Y si el día de mañana fueras tú quien necesitase esa donación?

Si quieres informarte más profundamente sobre el Plan Nacional de Donación de Médula Ósea, puedes llamar al 900 102 688.

Otros enlaces de interés:

Print Friendly, PDF & Email
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *