¡Feliz día de las familias!

La Real Academia de la lengua Española (RAE) da las siguientes definiciones de la palabra familia:

  • Grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas
  • Conjunto de ascendientes, descendientes, colaterales y afines de un linaje
  • Conjunto de personas que comparten alguna condición, opinión o tendencia
  • Grupo de personas relacionadas por amistad o trato

Hay muchas más definiciones, pero estas son de las que me gustaría hablar hoy.

Tanto la primera como la segunda hablan de personas emparentadas, pero que viven (o no) juntas, como pueden ser todas aquellas personas que vivan con sus padres, hermanos, abuelos o familia más cercana. ¿Por qué esta definición me parece correcta? Porque  no hace distinción entre tipos de familias.

Puede que algunos os preguntéis ahora mismo: ¿tipos de familia? Pues sí, porque no todas son iguales. La “familia tradicional” está formada por un padre, una madre y los hijos, pero no todas tienen por qué ser así. Hay familias que son llevadas hacia delante por solo un padre o una madre (de hecho, la mayoría de familias con una sola persona al frente son monomarentales). Las causas que llevan a esa situación son muy diversas, y para un solo padre o una sola madre puede ser más difícil criar a sus hijas e hijos, pero no por eso son menos: son ejemplos de determinación y superación.

Hay un tipo de familia que ha sido atacado en los últimos años: las familias con dos padres o con dos madres. ¿Por qué? La respuesta es muy simple: homofobia. Hay personas que creen que si un niño se cría con dos padres o con dos madres, su educación va a ser distinta por no tener una figura paternal y una maternal, e incluso que eso influenciará en su inclinación sexual.

Las personas que defienden esto están muy equivocadas. Una niña o un niño no necesita tener un padre y una madre para acceder a una buena educación. Y, obviamente, eso no determinará que ese niño o esa niña vaya a ser gay porque sus padres lo sean. Si es así será porque así lo siente y no hay nada malo en ello.

Al igual que queremos y respetamos a nuestras familias, debemos hacer lo mismo con las de los demás, aunque sean distintas a la nuestra. El amor también está en respetar la diversidad.

 

 

El 15 de mayo es el Día Internacional de las Familias, fecha señalada “para crear conciencia sobre el papel fundamental de las familias en la educación de los hijos desde la primera infancia, y las oportunidades de aprendizaje permanente que existen para los niños y las niñas y los jóvenes”.

En este no podemos olvidarnos de otro tipo de familia: la que formamos con amigas y amigos. Son familias de un modo más informal y el rasgo diferenciador es que la elegimos. Las amistades son muy importantes, ya que nos pueden ayudar ante cualquier problema, reír y llorar con nosotros, o incluso hacernos ver las cosas de otra manera. Compartimos gustos: música, series, libros, ropa… O no: podemos diferir en cualquier cosa, pero aun así mantener ese vínculo especial que nos une. Eso somos las y los scouts, ¿no crees? Una gran familia.

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *