Adolescentes, piezas clave del desarrollo

Que las personas adolescentes son el futuro, es un hecho innegable. Una de cada 4 personas en el mundo es adolescente y tiene toda una vida por delante para llevar a cabo cualquier tipo de actividad. Por eso mismo, son piezas clave en el desarrollo. De ellas depende el rumbo del mundo porque ellas son las futuras adultas.

Se debe invertir en la educación de un sector tan importante de la sociedad ya que, sin conocimiento, una persona es fácil de influir y manipulable. Pero no solo cuando llegan a personas adultas son importantes, ya que en muchas ocasiones es la juventud la que lidera o tiene gran importancia en las manifestaciones. Un claro ejemplo son las manifestaciones por el cambio climático, que muestran una juventud concienciada y preocupada por la naturaleza, o las manifestaciones feministas, donde hay un gran apoyo por parte de este sector.

La ONU considera esta  como la generación de jóvenes más grande de la historia y dice que se debe escuchar su voz a la hora de tomar las decisiones de la Agenda 2030 en las políticas tanto locales, regionales, y nacionales. Algo, de hecho muy importante, ya que según un estudio
de la Fundación Bill y Melinda Gates, el 70% de la juventud mundial siente que quienes lideran la política no les escuchan.

Además, las personas adolescentes de hoy son nativas digitales, ya nacidas en la era digital. Desde corta edad aprenden las nuevas tecnologías y son expertas en ellas, las dominan y controlan a la perfección; factor ideal de cara a un futuro de grandes avances tecnológicos donde la adaptación rápida al cambio en la tecnología es indispensable, y a corto plazo, pues ya es necesario el dominio tecnológico para trabajar o desempeñar situaciones cotidianas.

En resumen, las y los adolescentes ya son el presente y serán el futuro. Un futuro lleno de avances tecnológicos y sociales, donde una juventud comprometida y llena de conocimientos se enfrentará al porvenir.

 

Print Friendly, PDF & Email
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *